En enero de este año se concretó unos de los hitos más importantes en la construcción de la central hidroeléctrica Los Cóndores de Endesa Chile. Tras dos meses de armado, la TBM (Tunnel Boring Machine) doble escudo, inició la excavación del primer tramo de lo que será el túnel de aducción. La máquina tuneladora, bautizada como “Clementina” en honor a la comuna donde se levanta el proyecto, es la encargada de construir los 12 kilómetros del túnel de aducción, por donde pasarán las aguas de la Laguna del Maule. La empresa contratista Ferrovial Agroman Chile utiliza una TBM de 4,5 metros de diámetro, fabricada en Estados Unidos, que perfora la roca, extrae el material fraccionado a través de una cinta transportadora y reviste el túnel en una actividad continua que tomará aproximadamente 1 año. La utilización de esta tecnología permite disminuir el uso de explosivos, ya que junto con excavar, va revistiendo la obra con dovelas de hormigón de manera simultánea.

El primer tramo a excavar, se inició en la ventana de construcción, en el Sector Lo Aguirre, y avanzará aguas abajo, hasta llegar al pique vertical, a la altura de Los Maitenes, concretando los 6 primeros kilómetros que estarán terminados dentro de un año.

Por otra parte, el proyecto Central Los Cóndores contempla la excavación de un pique vertical de 480 metros donde se utiliza una máquina Raise Boring.

Otras obras de ingeniería contempladas en el proyecto son la construcción de una chimenea de equilibrio de 127 metros y una galería de aireación; un túnel inferior en presión de 1,7 kilómetros con un tramo blindado, y una caverna de máquinas de 80 metros de longitud y 30 metros de ancho que se ubicará a 176 metros de profundidad, donde se alojarán dos unidades de generación tipo Pelton de eje vertical.

Cabe destacar que la mayoría de las obras de la futura central Los Cóndores, son subterráneas, generando un menor impacto al medio ambiente y al entorno, las obras en superficie, una vez terminada la central, desaparecerán y se reubicará la flora y fauna existente en el lugar.

“Endesa Chile, junto con generar energía, mantiene un compromiso constante con las comunidades cercanas a sus centrales y a su proyecto en construcción, fortaleciendo alianzas público-privadas que permitan una mejor convivencia entre el progreso y su gente”, destacan en la empresa.

Los Cóndores será una de las centrales de pasada subterráneas que incorporará las mayores obras de ingeniería y que aportará al Sistema Interconectado Central (SIC) un total de 642 GWh anuales, equivalente a la demanda de 200 mil hogares, lo que representa el 4% de consumo de la Región Metropolitana.

El proyecto contempla una inversión total de US$661,5 millones, con una capacidad instalada de aproximadamente 150 MW y un factor de planta de 48%, además de tener un caudal de diseño de 25 metros cúbicos por segundo.

La central se conectará a las obras que existen en la presa del embalse de la laguna El Maule, desde donde tomará el agua por el ya mencionado túnel de aducción subterráneo, restituyendo el recurso, aguas arriba entre el Cajón Cuesta Arenas y el río Maule.

Fuente: El Mercurio